Tijuana, por ser una ciudad fronteriza es un enclave de diversidad en todos los ámbitos, de mucho movimiento, pero también de adversidades.

Desde finales de 2016 la frontera norte atraviesa por una crisis migratoria. Una caravana de alrededor de 8000 migrantes provenientes de Haití se quedaron varados en México por no poder recibir asilo político en Estados Unidos, y muchos de ellos comenzaron una nueva vida en Tijuana esto de acuerdo con un artículo titulado La caravana de migrantes desborda los recursos de la frontera de San Diego por el periódico El País.

Según una nota del medio de comunicación Animal Político titulada Cientos de haitianos se establecen en Tijuana y Mexicali para iniciar una nueva vida se registra que en 2017 había cerca de 3,700 migrantes haitianos en Tijuana y Mexicali, el 80% se concentra en Tijuana, de acuerdo con Wilner Metelus, presidente del Comité Ciudadano de los Naturalizados afromexicanos.

A finales de 2018 una nueva ola migratoria llegó a la frontera provenientes de centroamérica, según una nota titulada Caravana de migrantes en Tijuana: México confirma que deportó a casi 100 centroamericanos que intentaron entrar a Estados Unidos por el medio BBC, unos 7.400 migrantes centroamericanos se encontraban concentrados en las ciudades de Tijuana y Mexicali, un acontecimiento que generó fuertes tensiones en las localidades, a nivel social y político.

Uno de los principales retos ante los crecientes flujos migratorios es que muchas de las personas que atraviesan México en busca del sueño americano, al llegar a la frontera su paso se detiene debido a las estrictas políticas migratorias, trámites que llevan años, tiempo en el que los migrantes se ven obligados a retornar a sus lugares de origen o comenzar una nueva vida en Tijuana, factor que genera problemáticas como desempleo, pobreza y violencia en la ciudad, debido a la falta de un plan estratégico para prevenir crisis humanitaria ante la migración.

A pesar de todo lo anterior, Tijuana vive un auge en diversos ámbitos de la industria, como el turismo y los bienes raíces. Según una nota titulada Turismo repunta en Tijuana; derrama alcanza 2 mil 137 mdd, 2018 reportó cifras positivas en la afluencia de turismo en la ciudad con respecto de años anteriores con un incremento del 9% más de visitantes, un total de 12 millones de turistas, los cuales generaron una derrama económica de 2 mil 127 millones de dólares.

Mientras en el panorama de los bienes raíces, el auge inmobiliario se debe a “las transacciones en dólares de inmuebles que empiezan a abrir nuevas oportunidades en el mercado”, según declaraciones de la nueva presidenta de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Tijuana (APIT), Ruth Sastré, en una nota titulada Rinde protesta nueva dirección de APIT en Tijuana. Por lo que iniciativas como Ubicy, el portal inmobiliario de Baja California, surge para satisfacer las necesidades de la demanda inmobiliaria ofreciendo un amplio catálogo de propiedades para todo tipo de gustos y necesidades.

Tijuana no deja de ser un en enclave de constante movimiento, un lugar inestable, pero también una ciudad creativa, de sueños y oportunidades.