Blog

Niños utilizados para introducir sustancias ilícitas en los centros penitenciarios

Los niños son víctimas de muchas cosas, pero algo de lo que muy pocos conocían, hasta las autoridades, es que utilizan a los niños para ingresar drogas dentro de las cárceles, especialmente porque no pasan por un protocolo de seguridad como el de los adultos. A consecuencia de esto, muchos criminales que se encuentran dentro de las celdas pueden abastecerse y traficar droga dentro del lugar en donde se encuentran, permitiendo que haya consecuencias respecto al movimiento de dinero o problemas de corrupción en estos espacios.

Cuando un adulto ingresa a la penitenciaría para visitar ya sea a un familiar o amigo, suelen ser revisados para que así a los rehenes no se les administren herramientas como armas o cosas filosas y drogas. En algunos casos, realizan pruebas antidoping Tijuana a los encarcelados para detectar si recientemente han estado bajo los efectos de alguna sustancia ilegal, abriendo así el panorama para saber si dentro de las celdas existe la posesión de droga.

La práctica de introducir sustancias dentro de las cárceles por medio de los niños pudo ser evidenciada gracias a que se detectó y sorprendió a un menor el cual portaba más de noventa sobres los cuales contenían drogas. Debido a que es un menor, no pueden tomarse las mismas medidas que con los adultos, por lo que el menor no pasa por un proceso en donde es llevado a la cárcel sino simplemente se realiza un juicio de acuerdo a las normativas.

Esta inquietante situación prendió las alarmas de todas las cárceles, provocando que las restricciones a la entrada de los centros penales cada vez sean más estrictas. En cuanto al infante que introdujo las noventa bolsas, la identidad de este no pudo ser clara debido a la falta de información, pero esto no fue motivo para que el resto de las cárceles entendieran que cada vez los rehenes tienen más facilidad de conseguir droga o de traficarla desde este espacio.

A pesar que primeramente se detectó la introducción de sustancias a la cárcel, muchas de las autoridades no dejan de lado la opción de que esto pudo haber pasado desde antes, en donde el niño también pudo ser un medio o canal para la salida de dinero o drogas. Es por esto que ya son pocos los centros que permiten el acceso a infantes, o antes de que puedan pasar y después de salir, siempre se les investiga para detectar posibles armas, dinero o drogas.

A pesar de que primeramente pudo pasar en un par de cárceles, esto no hace noción a que todos los niños que entran a la cárcel o salgan de ella llevan estos productos, pero sí es importante que se tomen cartas en el asunto, en donde las autoridades busquen métodos para evitar el tráfico de drogas, especialmente cuando se utilizan a pequeños inocentes que, muchas veces, no saben lo que hacen o lo que es contenido. También es necesario recalcar que la entrada de drogas se debe a fraudes con las autoridades, por lo que cada vez se tienen que emplear mejores métodos para que dentro de estas instalaciones se encuentren personas que no estén en la corrupción.